No sabemos interpretar la educación: por Pablo Lipnizky

En agosto de 2012 el argentino Germán Doin logró algo que muchos cineastas desearían: en tres días su documental La educación prohibida fue visto por casi 500 mil personas y compartido cientos de veces en redes sociales. Su mensaje había estremecido a muchos latinos que parecían no estar de acuerdo en la manera como los habían formado en los colegios.


Hoy aquella película, que retrataba el éxito de varios ejemplos de educación alternativa y criticaba con dureza los métodos tradicionales, suma más de 11 millones de reproducciones y tiene más de 14 mil comentarios. La mayoría están de acuerdo con su tesis: hay que transformar el aprendizaje. “Hay que tener en cuenta la creatividad y la libertad de aprender”, le había dicho Doin a El Espectador.

Más información

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s