Por qué debemos admirar a los maestros

Casi todos nosotros somos unos ignorantes, hasta que un día llega un buen señor y nos hace ver las cosas de otra manera, nos enfoca a diferentes perspectivas de la vida a la que nosotros solos no hubiéramos llegado en mucho tiempo. Hace poco en mi cabeza merodeaba la duda de mis conocimientos, mis intereses y las cosas que no me gustan. Hoy quiero contaros por qué debemos admirar a los maestros, por qué le debemos tanto y por qué ellos siguen haciendo lo que viene siendo su vocación: enseñarnos a pensar.
maestros
Yo podría haber sido maestra. Tú seguramente también, o ya lo eres. Desgraciadamente, y a pesar de que los padres insisten en que nos hagamos maestros por los tres meses que pasan de vacaciones, educar nunca ha sido mi vocación. Sin embargo, hoy quiero contaros por qué debemos admirar a aquellas personas que nos han dado una educación, que han aguantado lo inaguantable para que tú siguieras adelante y que hoy en día siguen luchando por una educación de calidad.
Y ahora yo les pregunto, ¿por qué debemos admirar a los maestros?
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s